Cómo diferenciar el hambre de la ansiedad

By:
Posted: abril 29, 2020
Category: Aprende de nutrición
Comments: 0

El hambre es fisiológico, natural y viene de forma progresiva; por el contrario, la ansiedad aparece de un momento a otro. Cuando uno realmente tiene hambre, no tiene preferencias por una u otra comida, mientras que la ansiedad si viene acompañado de un antojo.

La ansiedad es insaciable y trae consigo un sentimiento de culpa. Hay que saber reconocer si la ansiedad viene cuando estás solo o aburrido, y trabajar en el problema de fondo. Recurrir a la comida solo hará el problema aún más grande. En momentos de crisis de ansiedad, busca distraerte o cambiar el rumbo de las cosas.

Hay que comer lento para que experimentemos la señal de saciedad. Muchas veces una señal de hambre puede ser confundida con cierto nivel de deshidratación, por lo cual recomiendo que antes de comer bebas un vaso de agua, y esperes un poco de tiempo para estar seguro de que lo que sientes es hambre fisiológica. Sobre todo si se trata de un “hambre” que viene en un horario fuera de lo normal, o cerca de comidas principales.

 Algunos alimentos que pueden ayudar con la ansiedad son:

 Aguas saborizadas con frutas y especias, infusiones.

  • Fruta fresca controlando la porción y dar preferencia a la fruta que requieran mayor masticación, como por ejemplo una manzana.
  • Frutos secos (pecanas, almendras, nueces, cashews, pistachos). Cuidar de no exceder la porción de un puñado, aprox. 30 gramos.
  • Bastones de apio o zanahoria, acompañado con guacamole o vinagreta de yogurt.
  • El pop corn hecho de forma casera y sin aceite resulta una muy buena opción ya que es muy bajo en calorías.

Hey, like this? Why not share it with a buddy?

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *