Publicado el Deja un comentario

Alimentos pre bióticos y pro bióticos

Hoy en día está muy de moda escuchar sobre el pre y la pro biótica, pero ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

Los prebióticos son compuestos de vegetales que actúan nutriendo y estimulando el crecimiento de bacterias sanas en el intestino.

Los prebióticos son organismos vivos, cepas específicas y de alguna forma “organizadas” que conviven con los microbios sanos que ya se encuentran en nuestro organismo.

Estos últimos, crean un micro ecosistema que se conoce como micro biota, la cual participa en funciones como desde fortalecer el sistema inmune, resguardar las paredes del intestino e incluso hoy en día se le atribuye que de ella depende nuestro estado de ánimo, comportamiento e incluso algunos antojos.

Tu alimentación puede fortalecer tu micro biota incorporando pro biótico, es decir microrganismos activos o brindándole el espacio y alimentación adecuada o por el contrario puede afectarlos, matándolos o creando ambientes que fomentan la proliferación de hongos y levaduras poco saludables.

Entre algunos alimentos prebióticos que contribuyen en su crecimiento están las cebollas, los espárragos, la fruta como la manzana, el plátano, la zanahoria, las nueces, el poro, el salvado de trigo y las semillas como la linaza y la chía.

Mientras que los principales alimentos que las dañan son la azúcar, el alcohol, los químicos presentes en preservantes, colorantes, los edulcorantes artificiales y los antibióticos que se usan de forma desmedida.

Alimentos que contiene pro biótico de forma natural son los que generalmente han pasado por un proceso de fermentación como la bebida kombucha, los pepinillos encurtidos, el yogurt, entre otros.