Publicado el Deja un comentario

¿Dieta y alcohol?

Es una pregunta muy frecuente y como siempre le explico a mis pacientes, no puedo recomendarles o incluir el alcohol ya que no aporta beneficios en la dieta y por el contrario, en exceso genera mayores perjuicios.

El alcohol es altamente calórico y además muchas veces se combina con gaseosas o jugos altos en azucares que lo convierten en una bomba de calorías, además es muy fácil exceder la porción y mucho más si ya estas bajos los efectos deshinibidores del alcohol.

Sin embargo, es comprensible que en algún momento como parte de la vida social existe algún consumo de alcohol. Para esos casos, tomar en cuenta: No exceder de uno o dos tragos e intercalarlo con un vaso de agua.

No elegir opciones que agreguen calorías como gaseosas o jugo de naranja o agua tónica que también contiene azúcar.

Cuidar el no excederse en consumir alcohol y además una comida alta en calorías, “elegir” uno u otro.